Entrevistas

Dr. Jesús Gómez Santana

Entrevista al Dr. Jesús Gómez Santana

El Dr. Jesús Gómez Santana nos da su perspectiva de la medicina en México a través del Proyecto Caras de México.

¿Qué es México para usted?
Es mi patria, el lugar donde nací y donde he vivido casi toda mi vida. Es el lugar donde nacieron mis padres y la mayoría de mis ancestros. Un país espinudo y también mágico como dijo Neruda, muy entrañable que quiero mucho y también quiero que salga adelante como país para que mis hijos no se avergüencen de él pues tenemos con qué lograrlo, quiero que se aprovechen los recursos naturales, culturales y humanos que tiene nuestro país en beneficio de todos; que no se les regatee a los jóvenes su derecho a la educación de calidad y al empleo bien remunerado, que los beneficios de la producción y la riqueza lleguen a todos los sectores de la sociedad sin excepción, que haya oportunidades, justicia y paz digna para todos.

¿Qué es lo que dice cuando habla de México?
Siempre trato de hablar de las bondades de México (sin negar lo malo) y de todo lo grandioso que tenemos como nación. Me gusta hablar de la hospitalidad, de la buena disposición que tenemos para recibir a todos quienes vienen de otros países a visitarnos o a vivir aquí, me gusta hablar de nuestro pasado glorioso y de las raíces de nuestra cultura y claro, también de nuestras bellezas naturales y de nuestro folklor.

¿Hace cuánto tiempo vivió en Rusia?
Viví en Rusia en la segunda mitad de los años setentas, cuando era la Unión Soviética en el apogeo del comunismo y la Guerra Fría con los Estados Unidos de Norteamérica y la OTAN. Me fui muy joven, cuando todavía quedaba algo de idealismo y romanticismo revolucionario, antes de que a los jóvenes nos cortaran las alas para volar. Entonces había mucho misterio alrededor de Rusia y de los países socialistas, todos se preguntaban qué hay detrás de "La Cortina de Hierro". Fue una gran oportunidad que tuve para poder hacer mis estudios de postgrado: Después de cinco años de estudios e investigación científica, logré tener mis diplomas de especialista en cirugía maxilofacial y el doctorado Ph.D. en medicina y estomatología.

Fue una gran experiencia, no sólo en lo que respecta a la preparación académica y a mi especialidad como cirujano maxilofacial, sino como experiencia de vida al aprender otro idioma y conocer de cerca otra cultura tan interesante con tantos científicos, escritores y artistas de renombre mundial. Tengo buenos recuerdos y lazos fuertes con Rusia pues allá conocí a mi querida esposa Ludmila con la cual forme una bonita familia.

Comparado con Rusia, ¿qué es lo mejor y lo peor de México?
Lo mejor de México es el clima y su gente y lo peor de México es el atraso y la corrupción que existen en todos los niveles de gobierno y en muchos sectores de la sociedad; es vergonzoso que teniendo tantos recursos naturales y humanos haya tanta pobreza, ignorancia y desigualdad social. Se criticó mucho al sistema socialista de la Unión Soviética, que la falta de libertades y de otras cosas, no era perfecto el sistema claro, había muchas cosas que no me gustaban ni a mí ni a la gente de Rusia, pero allá, la gente era culta, no había analfabetismo y no se morían de hambre ni por falta de atención médica como aquí. Si había mucha desigualdad si se compara a la gente común con las elites del gobierno (cosa que aquí también existe) pero en general, la gente vivía bien, con dignidad.

¿Cómo fue su adaptación estando en Rusia?
No tuve problemas en acoplarme a la vida y a la cultura rusa porque me fui con mucho entusiasmo por conocer otro país y otras costumbres y formas de vivir. Nunca tuve realmente el sentimiento de nostalgia, quería conocer más y más sobre Rusia y su gente, todo me parecía muy interesante (incluso el frio en invierno) y la verdad me trataron muy bien, me sentía privilegiado al poder estudiar y vivir entre ellos.   

No me quedé en Rusia porque eso no era parte del plan, la idea de irme becado por el gobierno de la U.R.S.S. y la Universidad de Guadalajara era que al término de mis estudios regresara a México e integrarme al cuerpo docente y de investigación científica para dar servicio a nuestra comunidad.

¿Cuál es el reto más grande para la medicina en México?
El reto más grande para la medicina en México es ser accesible para todos los sectores de la población con atención de calidad así como desarrollar su propia tecnología y la investigación científica. 

¿Cuál cree que sea el cambio más importante que hemos visto dentro de la medicina en los últimos años?
En general el desarrollo del mapa genómico, a partir de esos datos se pueden desarrollar muchos tratamientos y prevención de enfermedades que antes eran impensables y en particular en la cirugía general y la cirugía maxilofacial el desarrollo de las técnicas de la microcirugía, a través de ellas se puede mejorar la calidad de vida de pacientes que se operan por tumores cancerosos o que sufren traumatismos severos en la cara. Gracias a esas técnicas de microcirugía se pueden trasplantar órganos y tejidos diversos inclusive realizar trasplantes completos de cara como ya se está haciendo en varios países del mundo.

Como mexicanos, ¿qué cree usted que nos hace falta cambiar/entender?
Nos hace falta entender que debemos estar unidos para alcanzar un desarrollo en el país de manera general. Empujarnos unos a otros, ir todos en una misma dirección cuando se trate de sacar adelante a México.

¿Qué es aquello que capta/refleja la identidad mexicana?
La identidad mexicana es aquello que nos une al pasado glorioso que algún día tuvimos antes de que llegaran los europeos. Después de eso, ha sido muy difícil porque hemos estado subyugados tanto por extranjeros como por los mismos mexicanos que han estado al frente de los gobiernos.

Como país, ¿cuál cree que sea el reto más grande para México?
Salir del subdesarrollo. Es aprovechar tanto los recursos naturales como a nuestra juventud que está muy mal cultivada por no tener oportunidades de trabajo o de estudio.

¿Qué es lo que lo enorgullece de ser mexicano?
Aunque hay mucha gente muy brillante en México, que ha destacado muchísimo tanto en el pasado como en la actualidad dentro de la literatura y en las ciencias, me enorgullece más nuestro pasado glorioso.

Su platillo típico mexicano favorito:
El pepián con pollo, arroz y tortillas recién hechas. 

Entrevista realizada al Dr. Jesús Gómez Santana para Caras de México. Para leer más entrevistas analizando la identidad mexicana, haz clic aquí.